Introducción, y mi primer articulo


Esteban Aguilar Orellana ; Giovani Barbatos Epple.; Ismael Barrenechea Samaniego ; Jorge Catalán Nuñez; Boris Díaz Carrasco; -Rafael Díaz del Río Martí ; Alfredo Francisco Eloy Barra ; Rodrigo Farias Picon; Anllela Hormazabal Moya ; Patricio Hernández Jara; Walter Imilan Ojeda; Jaime Jamet Rojas ; Gustavo Morales Guajardo ; Francisco Moreno Gallardo ; Boris Ormeño Rojas; José Oyarzún Villa ; Rodrigo Palacios Marambio; Demetrio Protopsaltis Palma ; Cristian Quezada Moreno ; Edison Reyes Aramburu ; Rodrigo Rivera Hernández; Jorge Rojas Bustos ; Alejandro Suau Figueroa; Cristian Vergara Torrealba ; Rodrigo Villela Díaz; Nicolas Wasiliew Sala ; Marcelo Yañez Garin; Ana Karina Gonzalez Huenchuñir; Alamiro Fernandez Acevedo; Francia Carolina Vera Valdes; Tatiana Flor Maulén Escobar; Raúl Meza Rodríguez; 

Alegoría del arte (1690-1694), de Sebastiano Ricci.
Este blogger trata sobre las bellas artes, las joyería, la caligrafía, la heráldica,  la arquitectura, las artes en general etc.

El Hobbys

La palabra hobby, es una voz inglesa: "1. m. Actividad que, como afición o pasatiempo favorito, se practica habitualmente en los ratos de ocio." Aunque muchos consideran que los hobbies son una gran pérdida de tiempo, está demostrado que este tipo de actividades nos liberan de toda la carga negativa de nuestras rutinas: estrés, sedentarismo, aislamiento, tristeza, etc. Además, es un hecho que cuando una persona está absorta haciendo algo que le gusta, su cerebro segrega más endorfinas y serotonina, también conocidas como “hormonas de la felicidad”. Pero, ¿qué hacer cuando todavía no encontramos una pasión.

Recuerdo que cuando estudiaba en la Universidad Santo Tomas y vivía entre los libros y las clases, una de las cosas con las que menos coincidía era con la idea de pasar el resto de mi vida atada a un escritorio. De pocas cosas estaba tan segura como de que debía mantener una vida simultánea dentro y fuera del trabajo.
Cuando disfrutas hacer algo distinto, fuera de los estándares sociales, cosas para las que no necesites un traje, algo quizá un poco loco y poco convencional, lo consideramos como un hobby. Son pocas las personas que logran combinar su pasión con el trabajo.
La mayoría de las veces es lo que hacemos fuera de la oficina lo que muestra nuestra verdadera personalidad. Todos deberíamos tener esta actividad que nos mantiene motivados durante el día, y con esto no quiero decir que tengamos que conformarnos con un empleo que no nos guste. Pero independientemente de eso, una distracción o ese extra que viene después de una jornada laboral es importante para mantenernos en equilibrio y conectados con nuestro lado sensible.
Escuchamos por todos lados que no todo es el trabajo, que tenemos que buscar tiempo y espacio para consentirnos, y con eso de que sólo vemos como actividad productiva algo que nos retribuya económicamente, el deporte, el arte, la poesía o la música pasan a ser cosas secundarias que puedes hacer pero siempre y cuando tu prioridad sea aquello que realmente hace dinero.

Tener un hobby nos regala un momento y un espacio en el que nos mostramos tal y como somos, no necesitamos conducirnos bajo ningún código como lo hacemos frente a los colegas o nuestro jefe. Desde las 8 de mañana asta 6 de la tarde  aproximadamente, la mayoría hacemos cosas para y por alguien más, seguimos reglas y nos apegamos a normas que a veces ni nos gustan. Pero lo hacemos.

Mi gran pasión.


Cuando estudiaba en el Instituto de Humanidades  Luis Campino, la asignatura  que mas me encantaba era la clase de arte del señor Pino. Gracias a este distinguido profesor pude entrar al mundo de la arquitectura, la pintura, las joyas, arquitectura, el arte en general. Después que salí del colegio empece a compre una gran cantidad de libros sobre obras de arte, pude ver las reproducciones de mejores pinturas, esculturas, y demás objetos de belleza, y entre con mayor profundidad. 

El Arte 

(del latín ars, artis, y este del griego τέχνη téchnē) es entendido generalmente como cualquier actividad o producto realizado con una finalidad estética y también comunicativa, mediante la cual se expresan ideas, emociones y, en general, una visión del mundo, a través de diversos recursos, como los plásticos, lingüísticos, sonoros, corporales y mixtos. 
El arte es un componente de la cultura, reflejando en su concepción los sustratos económicos y sociales, y la transmisión de ideas y valores, inherentes a cualquier cultura humana a lo largo del espacio y el tiempo. Se suele considerar que con la aparición del Homo sapiens el arte tuvo en principio una función ritual, mágica o religiosa (arte paleolítico), pero esa función cambió con la evolución del ser humano, adquiriendo un componente estético y una función social, pedagógica, mercantil o simplemente ornamental.
La noción de arte continúa sujeta a profundas disputas, dado que su definición está abierta a múltiples interpretaciones, que varían según la cultura, la época, el movimiento, o la sociedad para la cual el término tiene un determinado sentido. 
El vocablo ‘arte’ tiene una extensa acepción, pudiendo designar cualquier actividad humana hecha con esmero y dedicación, o cualquier conjunto de reglas necesarias para desarrollar de forma óptima una actividad: se habla así de “arte culinario”, “arte médico”, “artes marciales”, “artes de arrastre” en la pesca, etc. En ese sentido, arte es sinónimo de capacidad, habilidad, talento, experiencia. 
Sin embargo, más comúnmente se suele considerar al arte como una actividad creadora del ser humano, por la cual produce una serie de objetos (obras de arte) que son singulares, y cuya finalidad es principalmente estética. En ese contexto, arte sería la generalización de un concepto expresado desde antaño como “bellas artes”, actualmente algo en desuso y reducido a ámbitos académicos y administrativos. De igual forma, el empleo de la palabra arte para designar la realización de otras actividades ha venido siendo sustituido por términos como ‘técnica’ u ‘oficio’. En este artículo se trata de arte entendido como un medio de expresión humano de carácter creativo.



luis Ricardo Pino Torres
Señor Pino
Pedagogo en Artes Visuales en Pontificia Universidad Católica de Chile.
RUT 8.966.846-8




Mi querido profesor de arte en la educación media el Instituto de Humanidades luis Campino, durante la década del 80.


Primer articulo sobre libros raros y valiosos.

Scholarly Highlights of Southern Germany, Plus 
Great Universities of Medieval Europe



Mabillon, Jean; & Jean de Launoy.  ... Iter Germanicum et Io. Launoii De scholis celebribus a Carolo M. et post Carolum M. in Occidente instauratis liber.... Hamburgi: Christiani Liebezeit, 1717. 8vo (17.5 cm, 6.9"). Frontis., [22], 103, [1], 507, [5] pp.





• Atractiva edición de esta gira literaria y anticuaria de las regiones de Suabia, Helvetia y Baviera de Alemania, escrita por un monje benedictino muy aclamado y aclamado por su beca. Originalmente publicado en 1683, el Iter Germanicum es presentado aquí por Joannes Albertus Fabricius y acompañado por un importante tratado sobre universidades europeas desde la época de Carlomagno, por el historiador francés Jean de Launoy (Joannes Launoius).
Un frontispicio grabado de Ptolomeo hecho por Menzel abre el volumen; la portada principal está impresa en rojo y negro, con una viñeta alegórica grabada.

Procedencia:  verso de portada con armadura ex libris impresa en huecograbado, impresa directamente en la hoja (nouna placa de libro que estaba pegada):


"Ex Bibliotheca Friederici Roth-Scholtzii". Friedrich Roth-Scholtz (1687-1736) fue un destacado Impresora y editora de Nuremberg, así como el autor deIcones bibliopolarum et typographorum de republica litteraria y Bibliotheca chemica; Hay varios ejemplos reportados de tales libros en sus libros.


• Cuartos de becerro recientes y lados cubiertos de papel moteado, columna vertebral con autor estampado dorado, título, lugar, fecha y bandas en relieve doradas. Volumen un poco ladeado. Papeles sucios; algunas páginas con un ligero desplazamiento, y el texto de otra manera limpio. (25490)

Johann Albert Fabricius (11 de noviembre de 1668 - 30 de abril de 1736), investigador clásico y bibliógrafo alemán.

Nació en Leipzig. Su padre, Werner Fabricius, director de música en la iglesia de San Pablo de la ciudad, fue autor de varias obras, siendo la más importante Deliciae Harmonicae (1656). Johann recibió su primera educación de su padre, quien en su lecho de muerte lo encomendó al cuidado del teólogo Valentin Alberti.
Estudió con J. G. Herrichen, y luego en Quedlinburg con Samuel Schmid. Fue en la biblioteca de Schmid, como más tarde contó, donde encontró los dos libros, el compendio Adversariorum libri LX de Kaspar von Barth (1624) y el Polyhistor de Daniel Georg Morhof (1688), que le sugirieron la idea de su Bibliothecæ, el tipo de obra que terminaría fundando su gran reputación.
Habiendo regresando a Leipzig en 1686, publicó anónimamente (dos años después) su primera obra, Scriptorum recentiorum decas, un ataque a diez escritores de la época. Decas Decadum, sive plagiariorum et pseudonymorum centuria (1689) es la única de sus obras que firmó con el nombre Faber. Entonces se dedicó a estudiar medicina, que sin embargo abandonaría por la teología. Habiendo marchado a Hamburgo en 1693, se propuso viajar al extranjero, pero los gastos de su educación habían consumido todo su patrimonio e incluso le había dejado en deuda con su fiduciario, por lo que se vio obligado a abandonar este proyecto.

Así permaneció en Hamburgo en el cargo de bibliotecario de J. F. Mayer. En 1696 acompañó a su patrón a Suecia y no mucho tiempo después de su regreso fue candidato a la silla de lógica y filosofía. Los votos estuvieron divididos entre Fabricius y Sebastian Edzardus, uno de sus oponentes, y el empate se resolvió por sorteo en favor de Edzardus, pero en 1699 Fabricius sucedió a Vincent Placcius en la silla de retórica y ética, puesto que conservó hasta su muerte, rechazando invitaciones a Greifswald, Kiel, Giessen y Wittenberg. Murió en Hamburgo.

A Fabricius se le atribuyen 128 libros, pero muchos ellos simplemente los editó. Uno de los más famosos y trabajados es la Bibliotheca Latina (1697, republicado con mejoras y correcciones por J. A. Ernesti en 1773). Las divisiones de la compilación son: los escritores de la época de Tiberio, de estos a los de la de los Antoninos, luego hasta la decadencia del idioma, y por último fragmentos de autores antiguos y capítulos sobre literatura cristiana temprana. 
Una obra complementaria fue la Bibliotheca Latina mediae et infimae Aetatis (1734-1736; volumen suplementario por C. Schottgen, 1746; ed. Mansi, 1754). Su chef-d'oeuvre, sin embargo, es la Bibliotheca Graeca (1705-1728, revisada y continuada por G. C. Harles, 1790-1812), una obra que ha sido llamada justamente maximus antiquae eruditionis thesaurus. Sus divisiones están delimitadas por Homero, Platón, Jesús, Constantino y la toma de Constantinopla en 1453, mientras una sexta sección está dedicada a la ley canónica, la jurisprudencia y la medicina.


De sus restantes obras merecen mención: Specimen elencticum historiae logicae, un catálogo de los tratados sobre lógica que conocía (1699); Bibliotheca Antiquaria, un informe de los escritores cuyas obras ilustraban antigüedades hebreas, griegas, romanas y cristianas (1713); Centifolium Lutheranum, una bibliografía luterana (1728); Bibliotheca Ecclesiastica (1718). 
Su Codex Apocryphus (1703) sigue considerándose indispensable como autoridad sobre la literatura cristiana apócrifa. Pueden encontrarse detalles de la vida de Fabricius en De Vita et Scriptis J. A. Fabricii Commentarius, escrito por su yerno, H. S. Reimarus, el conocido editor de Dion Casio, publicado en Hamburgo, 1737; véase también C. F. Bähr en Allgemeine Encyclopaedie de Ersch y Gruber, e Hist. Class. Schol. iii de J. E. Sandys (1908).



Comentarios